¿De qué depende la duración de nuestras aplicaciones?

¿De qué depende la duración de nuestras aplicaciones?

Las causas principales por las que una aplicación no dura son:
-Una mala elección del pegamento, que no resulta adecuado para el ritmo de trabajo llevado o para las condiciones del local en el que se realiza la aplicación,
- Una aplicación incorrecta,
- Una eliminación imprecisa del maquillaje o una preparación incompleta de las
pestañas naturales antes de realizar el tratamiento
- Aspectos personales de las clientes
-Un mal mantenimiento posterior a la aplicación por parte de la cliente
Pegamento
El pegamento es un producto que debería seleccionarse principalmente teniendo en cuenta el ritmo de nuestro trabajo y las condiciones climáticas bajo las cuales realizamos el tratamiento, es decir, la humedad y la temperatura del aire en el lugar donde trabajamos. Si eliges un pegamento de secado rápido y eres un estilista principiante, obviamente necesitarás más tiempo para separar y aplicar las pestañas postizas, por eso existirá el riesgo del “pegado en seco”. Así pues, con el pegamento de secado rápido tu intervención debe ser consciente y
rápida. Si lo haces demasiado lentamente, el pegamento se secará y la pestaña podría en gancharse y parecer bien aplicada, pero muy a menudo al final del procedimiento, durante el peinado, las pestañas caerán. La misma situación se producirá cuando elijas el pegamento equivocado para las condiciones de tu salón. Vale la pena conocer bien la temperatura y la humedad en la que un determinado pegamento desarrolla su función de manera óptima. Una estación meteorológica y un humidificador pueden ser útiles para ayudarte a controlar el ambiente de trabajo y la correcta selección del pegamento.
Eliminación imprecisa del maquillaje y la preparación de las pestañas naturales
Muchas lash maker no prestan atención a la pureza de las pestañas naturales antes del procedimiento. Para que la aplicación sea duradera, es necesario limpiar a fondo los residuos de maquillaje. Puedes pedirles a tus clientas que no se maquillen las pestañas el día del tratamiento, pero, si deben hacerlo, usa una espuma especial antes del tratamiento, que además de sus propiedades detergentes también tiene propiedades bactericidas. A continuación, desengrasa con cuidado las pestañas con un Primer. Empieza la aplicación solo cuando estés segura de que las pestañas naturales están limpias.
Aplicación no correcta
Para aplicar correctamente las pestañas, y sobre todo de forma permanente, es necesario sumergirlas verticalmente en una gota de pegamento. Solo este movimiento asegura que haya pegamento en la base de las pestañas postizas. Es muy importante fijar la base de una pestaña postiza a la pestaña natural, pues, si no se aplica correctamente, al peinar las pestañas esta quedará enganchada en el peine, extrayendo en algunos casos también la pestaña natural, lo cual conllevará un dolor y una molestia desagradables.
Aspectos individuales de las clientes
La pérdida temprana de las pestañas también puede estar causada por algunas enfermedades asociadas a trastornos hormonales. También hemos notado una sustitución más rápida de las pestañas cuando se toman integradores que estimulan el crecimiento de las pestañas, acelerando así su ciclo.
Los bálsamos para pestañas también son un motivo de su rápida sustitución.
Mal mantenimiento posterior a la aplicación por parte de la cliente
Después de la aplicación, explícale a tu cliente como debe cuidarse las extensiones de pestañas. Aconséjale o véndele productos gracias a los cuales podrá lavar las pestañas de una forma segura, para que no influya en las condiciones de la aplicación. Una causa común es que las pestañas se mojen durante el periodo de espera. Como consecuencia, el pegamento puede polimerizar de nuevo y disolverse para después volverse a endurecer, lo cual creará un gran número de grumos, dejando las pestañas imperfectas.
La falta de higiene en los ojos puede propiciar la aparición de varias inflamaciones. Además, posibles cambios patológicos dentro de los ojos causarán la caída de las extensiones de pestañas.
Back to blog